Vistas de la Bahía de Palma, puerto y catedral

Si estás pensando en viajar a Palma, conocer su legado histórico y cultural, sus playas y su gastronomía, te vendrán bien unos consejos para no perderte por la capital de Mallorca. Aunque cualquier fecha es buena para escaparse hasta la isla más grande del archipiélago balear, seguramente la mejor época es fuera de los meses veraniegos. Más allá del reclamo de fiesta para el turista, sobre todo extranjero,  Palma es una ciudad repleta de lugares de interés con museos, monumentos, castillos, calles pintorescas y barrios con historia. Os abrimos las puertas a este pequeño rincón del mediterráneo español para que disfrutéis de unas vacaciones especiales.

Cómo llegar a Palma

Palma está a tan sólo 260 km de distancia de la península. La capital de Mallorca está muy bien comunicada tanto por mar como por aire. Ya sea en avión o por barco, con coche o sin él, tú eliges cuál es la forma de viajar más cómoda. Estas son las alternativas.

Si llegas en avión

El aeropuerto de Palma se llama Son San Joan y es uno de los más transitados de España y de Europa. Tiene muchas conexiones aéreas desde las principales ciudades españolas y en una hora aproximadamente te plantas en la isla balear. Las compañías aéreas que tienen vuelos directos desde España son:

. Vueling Airlines

. Iberia

. Air Europa

. Ryanair

. Vuelos Volotea

El aeropuerto está situado a 10 km del centro de Palma. Para llegar a la ciudad tienes dos opciones: el autobús o el taxi. La línea 1 (Aeroport – Ciutat – Port)   te lleva hasta la Plaza de España y pasa cada 15 minutos. Funciona prácticamente las 24 horas, desde las 6 hasta la 1 de la madrugada. El billete cuesta 5 euros. Si decides coger un taxi calcula que el trayecto te puede costar unos 20 euros.

Si llegas en barco

Desde la península hay varias ciudades que te llevan a Palma en barco. Los ferries salen desde Barcelona, Valencia, Gandía o Denia. La duración de la travesía varía según el puerto y los horarios, pero la media está entre 5 y 8 horas. El trayecto lo realizan diferentes empresas navieras, las principales son Trasmediterranea y Balearia.  La ventaja del barco es que puedes viajar con tu propio coche, si luego quieres recorrer la isla.

Si te decides por el ferry, tienes la ventaja de que el puerto de Palma está en el mismo centro de la ciudad, al lado del paseo marítimo. Cuando llegues a puerto no te sorprendas si ves enormes cruceros turísticos y tal vez alguna de las regatas internacionales que se celebran en esta bahía.

Lugares que no te puedes perder

Plaza Mayor de Palma de Mallorca

Porque Palma es más que sol, arena y playa. Es una ciudad llena de historia, de contrastes y en la que podemos encontrar infinidad de planes durante nuestra visita. Os invitamos a recorrer la capital de Mallorca. ¿Estáis preparados?

Centro histórico

Empezamos nuestro recorrido por la parte más antigua de la ciudad, se conoce como Palma Alta por estar situada en una colina. Te recomiendo calzado cómodo para recorrer sus estrechas calles. Puedes contemplar la antigua muralla de la ciudad y echar un vistazo a los patios de las antiguas casas señoriales. De las 600 que había en el siglo XIX, actualmente se conservan unas 60, reconvertidas muchas de ellas hoy en día en bonitos hoteles, restaurantes, tiendas o galerías de arte. Para muestra, una de las más famosas y que atrae a más turistas es  Can Vivot, de gran relevancia histórica y estilo borbónico.

Cuando llegues a la Plaza de Santa Eulalia verás una iglesia en el lugar donde se instaló una de las primeras mezquitas de la ciudad. Otros puntos de obligada visita en el casco histórico son La Plaza Mayor, el Ayuntamiento, la iglesia de San Miguel con su planta circular o el Claustro de San Antonio.

Y si te gusta el arte contemporáneo acércate al Museo Fundación Juan March. Donde podrás contemplar obras de Picasso, Joan Miró, Juan Gris o de Salvador Dalí. El acceso es siempre gratuito, pero dada la alta afluencia de público, tienen un sistema de reserva anticipada de entradas. En su página web te explican cómo hacerlo.

Horario

Lunes a Viernes de 10 a 18.30 horas

Sábados de 10.30 a 14.00 horas

Catedral de Palma

Vidrieras Catedral Palma de Mallorca

Conocida como La Seu es, sin duda, el lugar más emblemático de la capital mallorquina. Sus vidrieras de colores provocan un espectáculo de luces dentro de la catedral. Antoni Gaudí es el responsable de la última gran restauración arquitectónica tal y como la contemplamos hoy en día.

Horarios de visita turística

1 abril – 31 Mayo / Octubre:
De lunes a viernes de 10:00 a 17:15

1 Junio – 30 Septiembre:
De lunes a viernes de 10:00 a 18:15

2 Noviembre – 31 Marzo:
De lunes a viernes de 10:00 a 15:15

Todo el año:
Sábados: de 10 a 14:15

Precios

7€ los adultos y los niños gratis.

Palacio de la Almudaina

Al lado de la catedral se sitúa este edificio cuyo origen fue un alcázar musulmán del siglo XIII. Hoy pertenece a Patrimonio Nacional y se puede visitar. Está muy céntrico y se puede ir andando desde la catedral. Los últimos sábados de cada mes a las 12.00 en punto y delante del Palacio, se produce el Cambio de Guardia. Lo curioso es que los soldados van vestidos con uniformes de la época de 1808 cuando era residencia oficial de los virreyes de Mallorca.

Horarios de visita

Invierno  (octubre a marzo) de 10.00 a 18.00h

Verano (abril a septiembre) de 10 a 20.00h

Los lunes cierran.

Precio

Entrada gratuita los miércoles y jueves de 15 a 18 h en invierno y de 17 a 20h en verano.

Castillo de Bellver y Jardines Marivent

Castillo de Bellver en Palma Mallorca

Más alejados del centro de Palma están estos dos edificios. El primero es una fortificación del siglo XIV cuya originalidad es su planta circular. Si te asomas desde cualquiera de sus torres podrás contemplar unas magníficas vistas de la ciudad, del puerto y toda la bahía.

Horarios

. Martes a sábados, desde las 10 a las 19.00 horas (de octubre a marzo hasta las 18 h)

. Domingos y festivos, desde las 10 a las 15.00 h.

Lunes cerrado

Precio

4€ menos los domingos que su entrada es gratuita

Para llegar a Los Jardines del Palacio de Marivent se puede coger un autobús urbano. Las líneas 46, 20 y 3 te llevan hasta la  puerta. Aunque el palacio no se puede visitar, sí sus jardines que están abiertos al público, siempre que la familia real no esté alojada en ese momento. Durante tu visita podrás contemplar 12 esculturas en bronce de Joan Miró. La entrada es gratuita.

Horario

Abierto todo el año de lunes a domingo menos los 15 días de Semana Santa y desde el 15 de julio al 15 de septiembre.

Desde el 1 mayo al30 septiembre: de  9.00 a las 20.00 h

Desde el 1 de octubre al 30 de abril: de 9.00 a 16:30 horas

De camino a esta excursión podéis hacer una parada en la Miró Mallorca Fundación.   Aquí se exponen objetos, documentos y obras del genial artista. Se puede visitar el edificio donde pasó sus últimos años de vida. Hay además exposiciones temporales y permanentes muy interesantes si te gusta el arte contemporáneo.

Sala de exposiciones Fundación Joan Miró Palma de Mallorca

Horario

En invierno: Martes a sábados desde las 10 a 18.00 horas

Domingos y festivos: de 10 a 15.00h

En verano: Martes a sábados de 10 a 19.00 horas

Domingos y festivos: de 10 a 15.00 h

Lunes cerrados

Precios

La entrada general cuesta 7,5 €. Pero puedes acceder de forma gratuita los sábados desde las 15.00 horas y el primer domingo de cada mes.

 

Barrio de pescadores

Calle casco hstórico de Palma Mallorca

Adentrarse en el barrio de Santa Catalina, conocido también como Es Jonquet, es recorrer sus calles bohemias, sus casas antiguas y blancas, típicamente mallorquinas y sus molinos, símbolo de este barrio. Declarado Bien de Interés Cultural, han surgido galerías de arte, restaurantes, boutiques y pequeñas tiendas gourmet.

Si queréis comprar el pescado más fresco de Palma o cualquier otro producto de la región pasaros por el Mercat de Santa Catalina. ¡ Se os hará la boca agua!

Pero, sin duda, la visita obligada es a la Lonja. Un edificio que fue el lugar de reuniones de los mercaderes y una fábrica de cañones. La entrada es gratuita cuando hay exposiciones.  En la misma plaza y alrededores se puede tomar el aperitivo. Y por la noche se convierte en la zona animada de copas de Palma.

La playa de Palma

Playa de Palma

Y dejamos para lo último de nuestro viaje un paseo por su espectacular playa. Un total de 6km de arena que se extiende desde Can Pastilla hasta S’Arenal. Se trata de un complejo turístico repleto de hoteles, bares y restaurantes que durante los meses de verano está a tope. Es una buena elección hospedarse por aquí si lo que buscas son unas vacaciones animadas y nocturnas.

Qué comer en Palma

 

No hay visita turística que se precie sin sus paradas gastronómicas. Y Palma ofrece especialidades regionales con las que no pasarás hambre. Marisco y pescado fresco, cocas de verdura, arroces y paellas, el frito mallorquín, su queso y su famosa sobrasada y deliciosas ensaimadas. Sólo hay que buscar el lugar adecuado para probar todo este repertorio culinario.

Empezamos por el mercado Gastronómico de San Juan en el casco histórico . Aquí puedes degustar cocina regional o internacional. Tiene comedores dentro y terrazas fuera.

Mercado de San Juan. Gente comiendo en uno de los puestos

Si eres un enamorado de la sobrasada no dudes en acercarte al mercado de Santa Catalina. Aquí hay puestos con los mejores embutidos de la isla, como Ecoilla. También en este mercado encontramos a Tomeu Martín, con su cocina de fusión asiática y mediterránea. Si quieres probar comida auténticamente mallorquina tienes que coger mesa en Can Joan Frau, aunque está muy concurrido puedes intentar hacerte un hueco en su barra.

No dejes de visitar el otro gran mercado municipal, el Olivar. Encontrarás productos frescos y autóctonos de la isla.

El postre por excelencia en Palma son las ensaimadas y el que tiene la fama de servir las mejores es en Can Joan de s’Aigo. Pero no podemos olvidar otros dulces como los Cremadillos, hojaldres con forma de empanadilla y rellenos de crema pastelera, o los Quartos embetumats, un bizcocho relleno de yema confitada y recubierto con merengue o chocolate. ¿Quién se apunta?

 

Con la tripa llena y la agenda repleta de recomendaciones seguro que estáis deseando de hacer la maleta y poner rumbo a Palma de Mallorca.